Estudiar una maestría: 8 sorprendentes beneficios de este posgrado

¿Por qué motivos debería estudiar una maestría? Hoy en día, encontrar un buen trabajo se ha vuelto muy complicado. El mercado laboral es cada vez más exigente y para cada oferta hay innumerables candidatos bien preparados. Ante tal panorama, probablemente te preguntes cómo puedes destacar para conseguir un trabajo en el campo que tanto te gusta. Aquí te mostramos los 8 beneficios que te ayudarán a entender por qué deberías estudiar un máster.

estudiar una maestría

Qué es una maestría

Consiste en un grado académico de posgrado con una duración de 500 horas que suele llevar entre 1 y 2 años. Para poder cursarla, has de poseer un título profesional, al cual has de acompañar un trabajo final o tesis si deseas obtener el grado de magíster.

Una maestría debería tener como meta la profundización teórica, tecnológica y profesional sobre una área específica, siendo el posgrado más adecuado para los estudiantes que quieren perfeccionar su curriculum y conocimientos de una manera más profesional que académica.

¿Para qué sirve una maestría?

El objetivo de un máster es ampliar tu formación, es decir, especializarte, en un campo concreto. Cuando tienes un máster en tu poder, te has convertido en un mejor profesional capaz de resolver eficazmente problemas específicos y de añadir valor a la empresa. Si quieres redactar un currículum atractivo, el primer paso es hacer un máster.

Motivos para estudiar una maestria

Estudiar una maestría o posgrado tiene una serie de beneficios que no se pueden pasar por alto y que pueden permitirte alcanzar la carrera laboral que deseas. No es un factor clave, pero si es un vehículo para alcanzar tus objetivos. ¿Qué motivos puedes tener para estudiar una maestría? ¿Para qué sirve realmente un posgrado?

Ser diferente


Al realizar un máster, diferenciarás tu currículum de los que sólo han estudiado la misma titulación que tú. Estarás mejor preparado que otros. Cuando busques trabajo, los reclutadores verán tu título de máster como una ventaja a tener en cuenta. Así estarás más cerca del trabajo.

Mantenerte al día

El tiempo pasa y aparecen nuevas herramientas, métodos y técnicas. Lo que hoy es actual, mañana será obsoleto. Es muy importante estar al día, sobre todo si ejerces una profesión técnica. Si no lo crees, mira los programas o aplicaciones que utilizabas hace unos años y compáralos con los que utilizas ahora. O bien han evolucionado o bien utilizas más. Por tanto, un máster no sólo es beneficioso para los que acaban de empezar su carrera, sino también para los que llevan años trabajando.

Mejorar tu red de contactos

Aunque ya tienes una red de contactos al cursar una licenciatura, las personas que conozcas al cursar un máster reforzarán tu red. Pasarás de conocer a gente de tu campo en general a conocer a gente de tu campo en particular. Siempre es bueno tener amigos, y es aún mejor en el trabajo. Estos contactos pueden abrirte las puertas a nuevos trabajos o proyectos en el futuro, justo en el campo que te interesa.

Ganar experiencia

Al obtener un máster, adquieres conocimientos más especializados dentro de tu profesión. Algunas titulaciones enseñan cosas en general, pero no te convierten en un experto en un campo específico. Hay disciplinas con muchas especializaciones y si quieres avanzar específicamente en una de ellas, un máster es el camino a seguir.

Optar por mejores trabajos

Los trabajos que requieren una mayor especialización e implican más responsabilidad se reservan para quienes están mejor preparados. Con un máster, convertirse en jefe o gerente está al alcance de la mano.

Acceder a puestos mejor remunerados

Como puedes imaginar, los empleos mencionados en el apartado anterior tienen un salario más elevado. Por tanto, poseer un título de máster no sólo conduce a un mejor trabajo, sino también a unos mayores ingresos. Suena bien, ¿verdad?

Ganar autoridad

Poseer un título de máster te da más prestigio. Se te percibirá como un profesional sólido. Cuando contribuyas o expreses tu opinión, tendrá más peso porque eres un experto en la materia. Tus jefes confiarán más en ti y tendrán en cuenta tus ideas a la hora de tomar decisiones. Como puedes ver, te convertirás en un punto de referencia en tu campo dentro de tu empresa.

Aumentar el atractivo del currículum

Es el “complemento perfecto” que necesita un CV hoy en día para destacar en la búsqueda de empleo, y aporta un “valor añadido”, diferenciando a un candidato de los demás.

Aunque la mayoría de personas se decanta por obtener un máster al final de sus estudios universitarios, muchos creen que el mejor momento es una vez han tenido una pequeña experiencia laboral. La razón es que esto les da “la oportunidad de acceder a puestos de mayor responsabilidad dentro de su empresa o, tras unos años de experiencia laboral, se dan cuenta de que el trabajo que realizan no les satisface y buscan un cambio en su carrera profesional.

¿Conviene estudiar una maestría?

¿Vale la pena? Algunas personas, al terminar sus estudios o incluso su trabajo, se preguntan si un máster merece la pena. Espero haber aclarado tus dudas y que seas consciente de algunos de los beneficios que una cualificación adicional puede aportar a tu futura carrera.

Además, recuerda que, aunque un posgrado es interesante y tiene muchas ventajas, no sirve cualquier máster. Entre otras cosas, tienes que saber qué máster es el adecuado para ti, tener clara la dirección de tu carrera y calcular los costes. Pero ese es el tema de otro artículo.

Y tú, ¿crees que hay otros beneficios de un máster? ¿Crees que estos títulos son importantes para conseguir un buen trabajo?